Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Qué es el Supply Chain Management

SUPPLY CHAIN MANAGEMENT

En la segunda década del siglo XXI resulta imposible encontrar nichos laborales que no estén plagados de términos en inglés. No son pocos los que resultan superficiales o simplemente son una traducción que no proviene de la aparición de un nuevo concepto. Sin embargo, cuando hablamos de supply chain management sí hacemos referencia a un concepto distintivo que engloba otras actividades además de la logística.

 

Diferencias entre logística y supply chain management

La manera más fácil de entender la diferencia entre ambos es visualizar a la logística como una de las partes que integran el supply chain management -o gestión de la cadena de suministro-. La logística es la encargada de que los productos se entreguen en las condicionadas acordadas con el cliente (cantidad, precio, tiempo, lugar y precio).

El supply chain management, desde su perspectiva más integral, va desde la planificación y el diseño del producto hasta que este es consumido (o devuelto a la cadena mediante la logística inversa). En la actualidad, cada vez se acentúa más el aspecto estratégico que la cadena de suministro tiene para las empresas.

Entre esas atribuciones  que quedan fuera de la logística está el diseño de producto -que ya hemos mencionado-, el aprovisionamiento de materias primas u otros productos -acordando cantidad, precio y tiempos-, también puede ayudar en la planificación de cómo llegar al mercado -canales de distribución, route to market-, la gestión de las instalaciones propias y de los sistemas de producción, etc.

Un punto muy delicado que atraviesa muchas de las funciones del supply chain management es la gestión de stocks. Todo lo que sucede en la cadena de suministro puede afectar a nuestra capacidad para lograr tener el stock deseado en el punto de venta en cada momento. Y una mala gestión de stocks nos lleva a sobrecostes por gastos de almacén, a la pérdida de ventas por rotura de stocks, al desperdicio de mercancías por quedar caducadas o desfasadas, etc.

 

Beneficios de una buena gestión de la cadena de suministro

  • Para que sea posible mejorar la gestión de stocks es necesario optimizar la predicción de la demanda, a través de la cual podemos saber qué productos y cuánto de cada uno de ellos necesitamos producir y hacer llegar a sus destinos.
  • Del mismo modo, este impulso sobre la gestión de stocks y la predicción de la demanda nos ayudará a ser una empresa más flexible a la hora de responder a las nuevas demandas y a los nuevos comportamientos de los clientes, que son cada vez más cambiantes.
  • Estructura y relaciones más fuertes. La visión de la gestión de la cadena de suministro desde un punto de vista estratégico y global implica una relación más estrecha con los proveedores y con el resto de los agentes que intervienen. Será también una relación más exigente, pero llevarla a buen puerto hará que tengamos unos vínculos más eficientes y sólidos con ellos.
  • Detección de cuellos de botella. Al plantearnos de un extremo al otro todo el proceso también seremos más capaces de descubrir los puntos conflictivos y, por lo tanto, de darles solución. ¿Nuestro problema está en la previsión de la demanda o en la gestión de stocks? ¿Nos atrasamos en la producción del producto o en su llegada a las tiendas?

Afinar toda la cadena de suministro requiere mucho esfuerzo, pero todas las ventajas que aporta nos da una explicación clara de por qué el perfil de gestor de cadena de suministros -o supply chain manager- está cada vez más demandado en el mundo laboral.

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *