Qué es el servicio de transporte de puerta a puerta

servicio de transporte de puerta a puerta

El servicio de transporte de puerta a puerta es uno de los más demandados en el mundo de la logística. Sin embargo, sabéis que nos gusta detenernos en algunos conceptos que pueden parecer sencillos pero que esconden más de lo que aparentan a simple vista.

Qué es el servicio de transporte de puerta a puerta

Podemos creer que el propio término puerta a puerta se explica del todo. Efectivamente, la parte más básica de un servicio de puerta a puerta es que comprende todo el trayecto desde el punto de recogida hasta el destino final. Sin embargo, esto supone diferentes cosas si hablamos de clientes particulares, de envíos internacionales, etc.

El envío puerta a puerta en el comercio electrónico

Los envíos de comercio electrónico son una de las modalidades más frecuentes de comercio electrónico. Pero entregar a un particular, puerta a puerta, es muy distinto a entregar a una empresa. La presencia del destinatario en el domicilio, tener que acceder y entrar a urbanizaciones y casas, subir la mercancía a mano en edificios que pueden no tener ascensor…

Es un proceso muy diferente al reparto de mercancía industrial en polígonos, con entregas en muelle, posibilidad de horarios más amplios y ya preestablecidos, vehículos más grandes, calles más grandes, etc.

El envío puerta a puerta en el transporte internacional

En el transporte internacional es constante la presencia de los Incoterms, términos que explican las condiciones según las cuales se realiza la recogida y la entrega de la mercancía. En ellos se especifica si la entrega llega hasta el puerto de destino y se entrega en el buque, hasta un almacén, hasta el destinatario…

Esto hace que el conceto de entrega puerta a puerta sea especialmente importante en el transporte internacional, el aéreo y el marítimo. No tener claro qué servicio hemos contratado puede darnos un disgusto al descubrir que no tenemos acordada la entrega hasta el destinatario final.

Otros casos

Existen otros casos en los que hay que tener en mente cómo vamos a proceder para que se produzca un envío puerta a puerta. Entre los más habituales están aquellos casos en los que la mayor parte del transporte se puede hacer con un vehículo más grande que el vehículo necesario para el tramo final.

Por ejemplo, tenemos mercancía suficiente para contratar un tráiler completo, pero en el lugar de destino hemos de entregar en lugares en los que no se puede utilizar tráiler, ya sea por falta de medios de descarga, por los accesos o por alguna otra razón. Esto nos lleva a tener que solicitar al servicio de transporte puerta a puerta que cuente también con otros vehículos que sean capaces de llevar a cabo la entrega final.

Como hemos visto, de la sencilla idea del servicio de transporte puerta a puerta podemos encontrarnos un abanico de casos muy distintos entre sí, pero en todos los cuales la capacidad de abarcar todo el recorrido de la mercancía resulta muy atractiva para los clientes.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.