¿Es buena tu empresa de envíos? Siete maneras para que puedas saberlo

EMPRESA DE ENVIOS

Las compañías que necesitan hacer entregas de mercancía saben cómo de importante es contar con un proveedor que sea un auténtico socio y una ayuda en el día a día. Sin embargo, ¿cómo podemos saber si la empresa de envíos con la que estamos trabajando es la correcta? ¿En qué debemos fijarnos para poder saber si realmente nos está aportando valor? En el artículo de esta semana vamos a darte unas pistas para que puedas tirar del hilo y encontrar cuál es la respuesta en tu caso.

 

Siete puntos en los que fijarte en tu empresa de envíos

1.- ¿Es proactiva y te da ideas para mejorar?

Una buena empresa de envíos se va a preocupar por mejorar tus envíos. Esto implica conocer y entender tu negocio, cuáles son sus peculiaridades a la hora de hablar de transporte y qué es importante o, por el contrario, resulta más trivial. Y en la medida que haga esto podrá darte consejos que mejoren tu logística. ¿Necesitas agrupar envíos? ¿Te conviene usar servicio de envío más urgente o te valdría con uno más económico? ¿Puedes enviar tus paquetes en un solo palé? ¿Te conviene el uso del palé por la fragilidad de la mercancía incluso en los casos en los que pudiera ser más caro?

Si tu empresa de envíos se limita a recoger pedidos y despacharlos puede que haya llegado el momento de cambiar.

 

2.- ¿Te sentirías cómodo si tu empresa de envíos fuera tu rostro ante el cliente?

Si te parece una pregunta extraña, date cuenta de que tu empresa de envíos va a desempeñar ese papel en cada una de las entregas que les haga a tus clientes. La importancia de la entrega es cada vez mayor a la hora de que el cliente valore la experiencia de compra que ha tenido, así que no debes infravalorar este factor. Un producto puede ser el mejor del mundo en su categoría, pero entregarlo tarde, causar inconvenientes al cliente o con alguna rotura puede arruinar la impresión que el cliente tenga del mismo.

 

3.- ¿Sabes cómo de buenos son?

Esta también puede parecer una pregunta rara, sobre todo cuando ya estamos tratando de responder a en qué debo fijarme en mi empresa de envíos. Pero, al contrario de lo que puede parecer, no es una obviedad. El uso de métrica y de indicadores de gestión te pueden ayudar a salir del terreno de la opinión -que en el mundo del transporte muchas veces se puede ver influida de manera injusta por los hechos más recientes, especialmente en el caso de incidencias-.

Si aún no lo haces, lánzate a medir -y a pedir a tu proveedor logístico que te facilite los datos- la calidad de tus entregas, la correcta preparación de los envíos, la cantidad de roturas, etc. La cadena de suministro es un lugar ideal para establecer métricas. Notarás instantáneamente el cambio a la hora de decidir guiado por las impresiones o de la mano de la certeza de los números.

 

4.- ¿Debería externalizar mis servicios de transporte o logística?

Esta es, de hecho, la primera pregunta que se hacen las empresas, aunque a veces ni siquiera sean conscientes de planteársela. Aunque la gran mayoría de empresas subcontratan alguna parte de la logística -lo hace el 95% del Fortune 500 según la revista Forbes-, la clave suele estar en qué partes de la logística confiar al proveedor logístico y cuáles son más eficientes hacer por nuestra cuenta.

Muchas empresas, sin embargo, no aciertan a la hora de saber cuándo están siendo efectivas en sus envíos o en el resto de su logística. A menudo el problema viene de la dificultad para comprender correctamente todos los gastos asociados con las instalaciones, la maquinaria, el personal y/o la flota que se necesitan. Tener tanto los volúmenes como la experiencia y el conocimiento necesarios para ser eficientes no resulta sencillo para las empresas, cuyo carácter diferencial suele recaer en su producto y no en la logística del mismo.

 

5.- Escalabilidad

En Transgesa nos gusta vernos a nosotros mismos caminando de la mano del cliente en su crecimiento y en su evolución. Eso significa ser capaces de ayudarle en sus nuevas necesidades logísticas, ofreciendo un extenso portafolio de servicios. Si notas que cuando tienes una nueva necesidad, o simplemente tus volúmenes crecen, a tu empresa de envíos le cuesta crecer contigo puede que estés ante un problema que debas solucionar antes o después.

 

6.- Tranquilidad y confianza

Acabamos de hablar de la importancia de los datos, pero ahora queremos tratar una parte que responde más a la percepción y a los sentimientos. Dicho de una manera sencilla, ¿cuando le confías tu mercancía a tu empresa de envíos tienes una sensación de alivio porque sabes que está en buenas manos o, por el contrario, sientes que la mercancía ya está fuera de tu control y que tienes que encomendarte a tener buena suerte con el envío?

Trabajar con un operador logístico de calidad tiene, entre otras, la ventaja de la tranquilidad. Poder centrarte en tu producto y saber que una vez hayas terminado tu parte y entre la empresa de envíos las cosas se harán correctamente es algo muy valioso, aunque sea imposible de cuantificar.

 

7.- Atención al cliente

La calidad en la atención al cliente es otro factor que marca la diferencia en las empresas, no solo en las de logística. La atención al cliente no solo se produce cuando hay incidencias, sino que también puede estar relacionada con momentos en los que el cliente necesita información adicional, ya sea sobre el estado del envío, sobre posibles plazos de tránsito, etc.

Ya seas un cliente grande o uno pequeño, la atención al cliente es inexcusable. Las empresas no van a tratar igual a cliente de todos los tamaños (por ejemplo, en la confección de tarifas), pero eso no puede traducirse nunca en una atención al cliente deficiente. Si alguna vez has sentido que te tratan “como a un cliente pequeño” es que algo falla.

Hay muchos aspectos más que pueden ayudarte a saber si has dado con la empresa de envíos correcta, pero estos siete puntos serán un buen punto de partido para comprobarlo.

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.


Foto de Nick Saltmarsh en Foter.com / CC BY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *