Tres cosas a evitar en los envíos de mercancía

ENVIOS DE MERCANCIA

Hacer envíos de mercancía a diario no nos libra de cometer algunos errores muy habituales. Cosas básicas que, bien por las prisas del día a día o por la relajación de sacar los envíos rutinariamente sin que suelan darse complicaciones, pueden terminar dando problemas. Desde pequeños disgustos -si hablamos de un retraso en una entrega- hasta grandes dramas -en casos de roturas de mercancía que no hayamos asegurado adecuadamente-.

Qué debes evitar en tus envíos de mercancía

No conocer los tiempos de tránsito

Puede que el servicio exprés de tu operador logístico cubra la gran mayoría del territorio en 24 horas. Pero también es posible que se incluyan salvedades a esta norma. Ya sean poblaciones muy alejadas, entregas con horario o acceso restringido, etc.

¿Y qué sucede en el transporte internacional? Aquí te será muy útil que tu operador logístico pueda proporcionarte para tus envíos de mercancía un libro de servicios que detalle los tiempos de tránsitos por países, zonas, códigos postales, etc. Aquí también se aplica lo que hemos visto en el párrafo anterior. Por ejemplo, hay varios países en Europa que a algunas zonas las denominan como de montaña, añadiendo tiempo de entrega, costes o requisitos adicionales.

No dar todos los datos para tus envíos de mercancía

Si hay algo que las empresas de transporte vemos -y sufrimos- a diario es la solicitud de envíos en las que faltan datos para llevar a cabo el servicio. Envíos en los que faltan datos como el código postal, los horarios de apertura, las personas y teléfonos de contacto… También es frecuente la falta de precisión sobre la mercancía a transportar. Desde la cantidad de palets y bultos hasta las dimensiones y pesos.

Como es lógico, la ausencia de datos puede provocar muy fácilmente el retraso en los plazos y la generación de costes adicionales. Un vehículo puede no ser capaz de recoger la mercancía porque no se haya indicado correctamente la cantidad de pales o sus características. O puede no realizarse una entrega porque el destino tiene un horario restringido -por ejemplo, matinal- y el reparto ha ido a esa zona por la tarde.

No preocuparse por el seguro de mercancías

Cuando realizas envíos de mercancías, ¿sabes cómo están asegurados? La LOTT, la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, establece cómo son estos seguros y bajo qué condiciones y hasta qué límites se cubre la mercancía. Por eso es habitual oír hablar del seguro LOTT en casos de pérdida o siniestro.

El seguro LOTT cubre el valor del envío basándose en dos principios, el coste de la mercancía y el peso. Respecto al peso, la LOTT establece un valor aproximado de seis euros por kilo transportado. Es decir, un envío de 100 kilos daría derecho a una indemnización por rotura total de aproximadamente 600€. Sin embargo, hay que tener en cuenta el valor de la mercancía, ya que entre el valor de la mercancía y el peso se indemnizará siempre por el que sea menor de los dos.

Esto significa que habría mercancía que no quedaría cubierta por este seguro básico. Mercancía cuyo valor sea más alto que esa relación de 6€/kilo, como puede ser un palé de artículos de tecnología. Para estos casos la opción que has de solicitar a tu operador logístico es la de un seguro a todo riesgo, que pueda ampliar la cobertura que contempla la ley.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *