No hay razón para contratar transportistas en España si no lo estás haciendo bien

TRANSPORTISTAS EN ESPAÑA

Contratar transportistas en España puede ser una tarea ardua. No solo por el gran número de empresas que hay en el sector, sino porque -si queremos hacerlo bien- hay numerosas cuestiones a las que tenemos que encontrar respuesta. Aunque el listado podría ser casi infinito, vamos a empezar por cuatro aspectos básicos. Los primeros pasos a la hora de subcontratar tu logística.

Cómo subcontratar transportistas en España

¿Necesitas hacerlo?

En primer lugar, has de preguntarte algo tan simple como si necesitas hacerlo. Porque la propia respuesta te ayudará a descubrir cómo has de hacerlo. Un caso típico es el de los nuevos negocios de comercio electrónico que al comenzar tienen muy poco movimiento.

Puede que en sus primeros pasos puedan ocuparse de preparar los pedidos y almacenar sus productos. Pero si el negocio funciona, más pronto que tarde esas tareas que les llevaban poco tiempo comenzarán a comerse demasiadas horas y será necesario subcontratar los envíos y/o la preparación de pedidos.

Otro caso arquetípico es de la empresa que tiene una flota de vehículos que se ocupa de su propio transporte. En este caso, la pregunta es si se va a ser capaz de ser más eficiente de lo que sería la externalización. A veces se tiende a infravalorar los costes que supone una flota -incluso cuando sea un único vehículo-.

 

Gestiona tu negocio

Hay empresas para las que la logística, aún externalizada, representa un punto vital de su funcionamiento. Hay otras, sin embargo, en las que puede desempeñar un rol no tan importante. En cualquier caso, para acertar a la hora de elegir transportistas en España vas a tener que hacer un seguimiento a posteriori, una gestión real de tu negocio.

Lo más habitual es establecer indicadores de desempeño, no solo para tu logística, sino también para el resto de las operaciones de la compañía. Hemos hablado ya varias veces de este tipo de indicadores en el blog, así que lo mejor es que os dejemos un enlace a uno de esos artículos.

 

¿Para qué cambiar de transportistas en España?

En el primer apartado nos preguntábamos en qué casos hemos de subcontratar nuestra logística o nuestro transporte. Ahora queremos reflexionar sobre el cambio de un operador a otro. Una de las primeras cosas que debemos hacer es ver por qué queremos cambiar. Puede ser que busquemos un servicio que no teníamos (ya sea por destino, por tipo de mercancía, por plazo de entrega), por necesitar una mejor atención al cliente, por cercanía o lejanía a nuestra empresa o a nuestros clientes… En cualquier caso, es importante saber qué estamos buscando para poder encontrarlo. De lo contrario, es posible que acabemos seducidos por las virtudes de un operador que no sean las que realmente estábamos necesitando.

 

Cómo sé lo que me estoy ahorrando

Lo más frecuente a la hora de valorar los costes logísticos de una empresa es ver a cuánto asciende la factura del proveedor logístico a final de mes. Siguiendo esta lógica, la mera comparación entre las tarifas de los proveedores nos dirá cuánto podemos ahorrar pasando de proveedor a otro.

Pero este es un error importante que no tiene en cuenta los ahorros que no aparecen en una tarifa de servicios. ¿Cuánto tiempo nos hemos ahorrado con reclamaciones de clientes? ¿Cuánto tiempo más hemos podido dedicar a nuestro negocio? Y, por último y más importante: ¿Cuánto vale un cliente perdido?

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *