Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Cómo lidiar con la complejidad en la cadena de suministro

COMPLEJIDAD EN LA CADENA DE SUMINISTRO

Todo el que conoce el mundo de la logística sabe hasta qué punto pueden llegar a complicarse las cosas. Además, el vertiginoso mundo en el que nos movemos facilita que estas dificultades vayan en aumento. El debate sobre los orígenes y la complejidad en la cadena de suministro está en auge y la Universidad de Michigan ha publicado un reciente informe al respecto.

 

Orígenes de la complejidad en la cadena de suministro

El informe señala cuatro fuentes para esta problemática: acomodarse a las necesidades y deseos del cliente, la globalización de las operaciones, la complejidad en los proveedores y la complejidad debida al propio negocio y a las tendencias en las cadenas de suministro.

 

Acomodarse a las necesidades y deseos del cliente

En primer lugar nos encontramos con la velocidad. Cada día se intenta entregar en rangos horarios más estrechos, lo que supone más repartos, más rutas y más presión en todo el proceso. Otro factor es la visibilidad, en la que los clientes, tanto particulares como empresariales, son cada vez más exigentes.

La especialización y la personalización de los productos también añade otra capa de complejidad. Por un lado, existen más productos y más versiones de los mismos. Esto se traduce automáticamente en mayores costes de producción y de almacenamiento, complicando también el aprovechamiento de las economías de escala. Todo ello lleva aparejado, además, un aumento en la dificultad de los procesos operacionales.

Por último, el estudio menciona la omnicanalidad. “Los consumidores desean una flexibilidad ilimitada en la manera en la que reciben bienes y servicios”, asegura. La integración de los sistemas de venta, almacenaje, preparación de pedidos y logística inversa es una complejidad típica de la nueva realidad omnicanal.

 

Globalización de las operaciones

La Universidad de Michigan diferencia dos tipos en este sentido: la variedad por localización y la complejidad de la localización.

En la variedad por localización el informe cita el ejemplo de la cadena de comida rápida McDonald’s, en la que es habitual encontrar diferentes tipos de hamburguesas según el país al que visitemos. Estos fenómenos obligan a las empresas a añadir complejidad a su cadena de suministro.

El reto de llegar a nuevos destinos, empujado por la capacidad que internet ofrece a las empresas para vender en todos los rincones del mundo, requiere “nuevos socios en la cadena de suministro, con las correspondientes relaciones, contratos y complejidad que origina cada uno de ellos “.

 

Complejidad de los proveedores

De nuevo, el informe distingue aquí diversas causas para el aumento de la complejidad en la cadena de suministro.

Convertirse en una marca global a menudo implica hacer llegar tu mercancía a todo el planeta. Lo que, a su vez, suele estar acompañado de la necesidad de contar con proveedores locales y evitar abastecer a todo el mundo desde un único punto para que los costes logísticos no se disparen. Es sencillo imaginar las dificultades que puede encontrar una empresa cuando quiere replicar sus procesos de producción “en casa” en otras partes del mundo y con proveedores distintos.

El informe también nos habla de la complejidad cultural. Las compañías que salen de sus fronteras tienen que interactuar con otras formas de hacer negocios, otras costumbres, otras maneras de percibir a las marcas, las personas o las interacciones sociales y empresariales.

La globalización de las operaciones tiene otra consecuencia que por obvia que sea no deja de añadir complejidad en la cadena en la cadena de suministro: la distancia. Cuantos más kilómetros tiene que atender nuestra logística más difícil va a ser su diseño, supervisión, ejecución y su actualización.

 

Las tendencias en los negocios y la logística

En este último apartado la Universidad de Michigan pone el acento en aquellas tendencias generales del mundo de los negocios y la cadena de suministro que tienden a aumentar la complejidad.

Entre las incluidas en el informe aparecen la personalización de procesos, la coexistencia de diversas tecnologías, el hecho de que la cadena de suministro cada vez abarque más funciones y se les exijan más responsabilidades -lejos ya de limitarse a hacer la entrega en tiempo y forma- y las adquisiciones empresariales.

Las adquisiciones empresariales han alcanzado un punto en el que coexisten decenas de sistema ERP y de sistemas de planificación distintos [en una misma empresa]”, explica el estudio, que cita a uno de los entrevistados definiendo esta situación como “cambiar las ruedas de un camión en marcha por la autopista mientras se siguen haciendo entregas y se recoge más mercancía”.

Próximamente veremos qué soluciones propone el estudio para aliviar esta complejidad en la cadena de suministro.

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Un comentario

  1. Me gusta muchísimo esta Información de Logística Genial hoy en día con el Nuevo avance de las nuevas tecnologías hace mas fácil el comercio tanto Interno E Internacional y la complejidad Logística es un estudio primordial el estudio es algo inmenso donde si se puede lograr lo que realmente no se ve pero el Hombre se inmagina el mas allá y lo hace realidad Gracias Bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *