Cuatro realidades a las que se enfrentan las empresas de transporte en Madrid

EMPRESAS DE TRANSPORTE EN MADRID

Vivir en una gran ciudad es el sueño de unos y la pesadilla de otros. En cualquier caso, lo que es indiscutible es que para las empresas de transporte en Madrid es que estar en un gran núcleo urbano tienen sus consecuencias. Algunas de ellas positivas, otras que ponen algunas trabas al día a día.

Realidades de las empresas de transporte en Madrid

Ser una gran ciudad

La gran ciudad puede estar muy bien si quieres tener una gran cantidad de alternativas de ocio, si te gusta la vida nocturna, el ajetreo en las calles… Pero a la hora de distribuir mercancía la cosa cambia. Establecer un reparto se complica cuando tienes que tener en cuenta la posibilidad -o la certeza- de atascos, entre otras cuestiones.

Además, no vas a poder contar con todas las horas del día. Por normal general, cuando más grande sea una ciudad más posible es el encontrarse limitaciones de acceso horario. Normativas como Madrid Central, o sus futuras variantes, condicionan con qué vehículos se puede acceder a qué lugares y en qué condiciones. No es algo exclusivo de la gran ciudad, pero sí más habitual.

Competencia

Los operadores logísticos nacionales tienen de una u otra forma la capacidad de llegar a toda la geografía o a su mayor parte. Sin embargo, en pocos lugares lo hacen con la intensidad de la capital. En Madrid la gran mayoría de operadores logísticos van a tener delegación, equipo comercial… Y a menudo también van a concentrar esfuerzos en dar lo mejor de su servicio, ya que es un centro de gran movimiento que no se puede descuidar.

Esta gran presencia de oferta y servicio afecta también a la competencia en precio. Aquí entra en juego la relación entre dificultad y coste. Al haber un mayor tránsito de mercancías resulta más sencillo coordinar y optimizar tránsitos. En el lado contrario nos encontramos con los lugares con menor población (que suele traducirse en menor movimiento de mercancía). En estos casos los precios suelen ser más altos debido a la dificultad de crear estas sinergias en los transportes.

Centro de transporte

Madrid se encuentra en el centro de España. Es algo obvio, pero que para el transporte es algo vital. Igual que otros puntos de España se ven beneficiados por su posición geográfica (fronteras con otros países, puertos, etc.), Madrid se beneficia de estar en el medio. Así, ejerce de forma natural como punto de tránsito entre muchas de las conexiones logísticas que necesitan las compañías.

Las empresas de transporte en Madrid disfrutan, por ejemplo, del hecho de que muchas empresas produzcan y/o almacenen sus productos en Madrid o alrededores para distribuir desde allí con una menor distancia hacia sus destinos. A medida que las empresas crecen y salen del ámbito local pasando al nacional, este efecto gana peso en cómo gestionan su logística.

Accesibilidad y carreteras

Madrid, como decimos, al igual que los jueves, están en el medio. Eso ha potenciado que esté bien conectada, sobre todo en lo que se refiere a las carreteras y al transporte terrestre. De eso se aprovechan las empresas de transporte en Madrid, que cuentan con buenas conexiones para los tránsitos de entrada y de salida. Así, resulta relativamente sencillo acceder a Madrid, con la configuración radial de carreteras que ha ido creciendo alrededor de ella.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.