La vuelta a la normalidad de las empresas de transporte terrestre tras la huelga

empresas de transporte terrestre

La huelga de transporte ha sido el factor predominante entre las empresas de transporte terrestre en las últimas semanas. Y no solo ahí; las dificultades que llegó a provocar durante los días más activos del conflicto pusieron en jaque a las cadenas de suministro de numerosas empresas y sectores. Algunos de ellos tan delicados como los de la alimentación, que se tradujeron en visitas al supermercado en la que no se encontraban todos los productos habituales.

Una semana después de que se haya desconvocado, aún colean las consecuencias de la misma. Los repartos no se han normalizado al completo y aún queda actividad acumulada

Dificultades de las empresas de transporte terrestre tras la huelga

Acumulación

Durante los días de la huelga, las poblaciones más afectadas han seguido siendo destinatarias de la mercancía proveniente de otros lugares. Puede que la mercancía no haya llegado a salir de su origen o puede que haya llegado hasta el almacén de destino, pero sin poderse repartir. En cualquiera de los dos casos, nos encontramos con que durante todas esas jornadas la cantidad de mercancía por entregar se ha ido acumulando.

Por ello, el día 1 después de la huelga no va a suponer la vuelta a la normalidad. Va a pasar siempre un tiempo hasta que las empresas de reparto puedan digerir todo ese exceso de volumen. Además, en una huelga como la que ha tenido lugar en España, donde el seguimiento ha sido muy desigual según las poblaciones, va a haber una variación importante entre unos destinos y otros.

Fechas de entrega concertadas

Una de las modalidades más habituales de entrega es la entrega concertada. Es decir, aquellas que tienen un día y unas horas fijadas. Esta tipología es muy frecuente especialmente en el gran consumo, donde los centros tienen que lidiar con muchas entradas de mercancía y necesitan organizar el flujo de las mismas. La huelga tiene dos efectos sobre esto: acumulación de entregas y nueva concertación de citas.

Respecto a la acumulación, el retraso puede hacer que algunas de las entregas más que acumularse haga que se pospongan los pedidos posteriores. Sin embargo, no será siempre este el caso. Por ejemplo, se acumulará mercancía de distintos proveedores, en los cuales no afecta ese posible retraso de pedidos posteriores.

Respecto a la volver a concertar las citas, esto conlleva un esfuerzo administrativo que, además, operativamente será más complejo por la sobrecarga de mercancía.

Disponibilidad de vehículos y conductores para las empresas de transporte terrestre

Durante los tiempos normales, en el parque logístico español las empresas de transporte terrestre cuentan con contactos, autónomos de confianza y vehículos a los que saben que pueden recurrir en los picos de trabajo para hacer frente a sus necesidades. Sin embargo, la huelga a hecho que todas las empresas de transporte terrestre tengan que echar mano al mismo tiempo de este tipo de colaboradores. Haciendo imposible que den abasto para todos los viajes a realizar.

Las bolsas de carga han sido fiel reflejo de esta situación, dando testimonio del exceso de cargas disponibles para contratar, pero no pudiendo casar esta oferta y demanda, por el desequilibrio entre los portes a realizar y los medios físicos disponibles para ello.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.