Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Ignacio Ávila: “Confianza es depositar mi seguridad y esperanza en otra persona para que las cosas salgan bien”

Ignacio Ávila

Ignacio Ávila ha hecho de la superación personal su rutina diaria. Acostumbrado desde pequeño a traspasar barreras y límites, este verano va a encadenar sus quintos Juegos Paralímpicos. Lo hará montado en el tándem al lado de su amigo y guía, Joant Font, y juntos perseguirán los ansiados metales.

Para Ignacio, la lucha contra la retinosis pigmentaria que padece -una enfermedad degenerativa que reduce paulatinamente la visión- no es algo extraño, ya que también la sufren sus tres hermanos varones. Pero eso nunca le ha hecho ponerle límites a sus deseos y ambiciones.

Tampoco le frenó la lesión que sufrió en 2011 y que le impedía correr con normalidad. Ignacio había disputado sus tres primeros juegos como corredor -plata en 4×400 metros y bronce en los 1.500- y no quería parar. Por eso siguió buscando, hasta que encontró en la bicicleta sus siguientes retos.

Pedaleando junto a Joan, Ignacio Ávila ya ha conseguido proclamarse campeón del mundo y ahora tiene la vista puesta en los Juegos Paralímpicos de Río. Su gran reto está a punto de llegar.

A apenas unos días de su participación en el torneo, hemos querido entrevistar a nuestros campeones para que les podáis conocer un poquito más. Para Transgesa, Ignacio Ávila y Joan Font son un ejemplo de lo que puede conseguir la Confianza. Y es que nadie encarna como ellos nuestro lema: “Tu confianza nos mueve”.

Entrevita a Ignacio Ávila

Pregunta: ¿Cuándo te enteraste de tu enfermedad?

Respuesta: Cuando empecé a tener uso de razón, a eso de los siete u ocho años.

¿Cómo fue? ¿Qué pensaste?

Me acuerdo de ir mucho al oftalmólogo y de que mis padres me comentaban que tenía una enfermedad ocular y que por eso no veía por las noches, además de que tenía el campo de visión reducido. Pensé -cómo no- que se podía curar, pero con el tiempo me di cuenta de que, de momento, no hay curación para esta enfermedad.

¿Cuánto ves actualmente? ¿Qué te supone en tu día a día?

Tengo una visión inferior al 10%. La visión que tengo, la tengo desde nacimiento y no sé lo que es ver bien, con lo cual me adaptado muy bien a la visión que tengo. Sí que me supone perderme mucha información visual a la vez que tengo algunos percances, pero eso ya está superado.

¿Tienes alguna otra profesión además del ciclismo?

Sí, me dedico a media jornada como agente vendedor del cupón de la ONCE, intento compaginar deporte y trabajo.

¿Cómo surge la idea del deporte paralímpico? ¿Hacías deporte antes?

A través de la ONCE, una gran impulsora del deporte adaptado, que organizó el campeonato de España de atletismo en mi ciudad natal, Manresa. Asistí y vi cómo las personas ciegas y deficientes visuales hacían atletismo y conocí de cerca el deporte adaptado. Vi que se podía llegar hasta unos juegos Paralímpicos y eso fue lo que me motivó. Siempre he hecho deporte, es algo que forma parte de mi vida, por eso después de 15 años en la élite del atletismo decidí continuar con el deporte en el ámbito del ciclismo.

¿Cómo conociste a Joan?

Mi entrenador de ciclismo quería que tuviera un buen piloto de tándem y se puso a buscar contactos con los directores del equipo de Joan. Tuvimos una reunión para conocernos todos y explicarles y nuestro objetivo, a la que asistió Joan. Fue a partir de ahí donde empezó nuestro proyecto.

¿Cómo es vuestra relación?

Nuestra relación empezó como piloto y copiloto. Pero con tantas horas encima del tándem y compartiendo muchas experiencias pasas de ser piloto y copiloto, a ser buenos amigos. Con lo cual nuestra relación es muy buena, dentro y fuera del tándem.

“Nunca mejor dicho, tengo confianza ciega en Joan”

¿Hasta qué punto es importante la confianza en el tándem? Y más en tu caso, que tienes que pedalear poniéndote en manos del conductor.

Es importantísimo cuando se trabaja en equipo tener confianza con los que te rodean. En este caso, y nunca mejor dicho, tengo confianza ciega en Joan.

¿Qué es para ti la confianza? ¿En qué consiste?

Para mí la confianza es depositar mi seguridad y esperanza en otra persona o personas para que las cosas salgan bien.

¿Qué te ha aportado la confianza con tu compañero de tándem?

Seguridad en lo que estamos haciendo para que nuestro trabajo en equipo llegue a lo más alto de un podio.

Ignacio Ávila y Joan Font
Ignacio Ávila y Joan Font, un ejemplo de Confianza

Has participado en cuatro juegos. ¿Qué tienen de especial? ¿Qué anécdota recuerdas de entre todos ellos?

Lo más especial es que estás en el mayor acontecimiento deportivo del mundo, cosa que muy pocos pueden decir, y que es donde se respira y se vive el deporte. Yo explicaría la emoción que es estar tanto en una inauguración como en una clausura. En la inauguración, la esperanza de que todo tu trabajo salga en esos juegos y en la clausura la satisfacción de haberlo dado todo. Son dos situaciones que se disfrutan muchísimo.

¿Cómo decidiste pasar del tartán a la bicicleta?

Después de una operación de cadera en el 2011 y llegar a los juegos Paralímpico de Londres decidí colgar las zapatillas, ya que no me había recuperado del todo para seguir en la élite del atletismo. Como he dicho anteriormente me gusta el deporte y quería continuar practicándolo. El ciclismo me permite poder competir sin tener las secuelas que me dejó la operación.

Sois de los pocos tándems que tienen un rendimiento muy alto en carretera y pista. ¿A qué se debe?

A dos cosas fundamentales: la ilusión y que somos muy competitivos. Cuando decidimos hacer algo lo queremos hacer bien.

Habéis obtenido muy buenos resultados en los mundiales de Italia esta primavera, ¿lo esperabais?

Estábamos bien de forma pero teníamos nuestras dudas de cómo iban a estar los rivales en este mundial de pista. Nos sorprendimos cuando en las clasificatorias obtuvimos el primer mejor registro y nos quedamos a un segundo del récord del mundo. Ahí se demostró que estábamos mejor de lo que creíamos.

Os habéis quedado a un segundo del récord del mundo. ¿Cómo os sentís? ¿Creéis que puede que sea necesario batirlo en Río?

Nos sentimos muy satisfechos e ilusionados. ¡Cómo no, es uno de los sueños a intentar cumplir! Hacer récord del mundo y medalla de oro en Río.

Además del objetivo de estar en Río. ¿Qué meta os vais a poner en los Juegos?

Dar el máximo de nosotros mismos. Lucharemos en las tres pruebas en las que vamos a competir y esperamos estar en el podio en al menos una de ellas.

Cada vez es más difícil conseguir una medalla a nivel paralímpico, ya que desde hace varios años el deporte se está profesionalizando en muchos países y se está dando a conocer en otros tantos. Se está llegando a una normalización del deporte en general.

¿Cómo está el apoyo al deporte paralímpico? ¿Cómo es de necesario?

Desde el año 2006 contamos con la ayuda del ADO Paralímpico, cosa que nos facilita nuestra preparación para unos juegos Paralímpicos. Eso si aún lejos de muchos países punteros. Es muy necesario tener ayudas económicas para lograr una buena preparación física. Y no sólo física, sino también para la ayuda de comprar materiales y poder afrontar las competiciones en las mejores condiciones.

¿Dependéis mucho de la Federación, de las becas y de los resultados para poder financiaros?

Sí, dependemos mucho de nuestros resultados anuales. Si no estamos entre los cuatro mejores del mundo no tenemos esa financiación por parte del ADO Paralímpico. Por eso también necesitamos de patrocinadores privados como es el caso de Transgesa.

¿Cuál es vuestro objetivo si llegáis a Río?

Nuestro objetivo será luchar en las tres pruebas que vamos a competir (Persecución, Contrarreloj y Ruta) para sacar medalla.

¿Qué es lo que te produce más alegría del deporte? ¿Qué tipo de satisfacciones te da?

El deporte me da más alegrías que penas. Me produce alegría el viajar, conocer a gente, competir, superarme a mí mismo. Tengo una satisfacción personal cuando te vas superando y vas alcanzando las metas que te habías propuesto. Es algo genial, difícil de describir.

Lee aquí la entrevista a Joan Font.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *