Los retos del transporte nacional de mercancía para 2020

transporte nacional de mercancía

Se acerca el final del año y una de las pequeñas tradiciones a la hora de cambiar el calendario es plantearnos desafíos. Fuera de los más manidos, como los de prometer volver al gimnasio, a Transgesa, como operador logístico, nos gusta reflexionar sobre los retos que encara el sector, especialmente en el transporte nacional de mercancía. Por ello hemos recopilado cuatro desafíos de cara al año que ya comienza a verse a lo lejos.

 

Cuatro retos para el transporte nacional de mercancía

Transporte Verde

La sociedad, y como consecuencia de ellos las leyes, cada vez están siendo más exigente a la hora de exigir responsabilidad con el cuidado del planeta. La actividad logística es intensiva en el uso de combustibles, por lo que es especialmente relevante en este campo. Todos los avances que se consigan en el transporte nacional de mercancía -que supone el 8% del PIB español– van a traducirse en una mejora sensible de nuestro entorno debido al volumen del sector.

Al mismo tiempo, uno de los grandes retos del transporte nacional es cómo conjugar esta creciente preocupación por las políticas verdes con la también creciente demanda de transporte, especialmente en los grandes núcleos urbanos y con el auge del comercio electrónico.

 

Encontrar trabajadores cualificados

Según este artículo de La Vanguardia, encontrar trabajadores preparados es “el mayor reto de la logística”. No es algo exclusivo del transporte nacional, ya que en países como EEUU están teniendo el mismo problema, especialmente en la búsqueda de nuevos conductores de camiones.

Pese a que fenómenos como la automatización de almacenes o vehículos puedan llevar a pensar que las personas van de dejar de ser necesarias en la logística, el artículo subraya que gigantes como Amazon, que ya tienen más de 100.000 robots para gestionar sus almacenes, superan el medio millón de trabajadores en todo el mundo.

 

Nuevos Combustibles 

Este punto está muy próximo al del Transporte Verde por razones obvias. El desarrollo de combustibles alternativos y de última generación está llamado a ayudar sobremanera en la reducción de la huella de carbono del transporte. De este forma se lograrán disminuir las reducciones de CO2, de óxido de azufre, de óxido de nitrógeno, etc.

Si le preguntas al transporte nacional, los escollos para un mayor uso de estos combustibles están principalmente en la autonomía de los vehículos -que no los hace tan flexibles como los tradicionales- y la escasez de puntos de recarga de casos como el Gas Natural Licuado. A día de hoy estos suponen trabas en las operativas de las empresa que ralentizan la incorporación de estos vehículos.

 

Desarrollo de los megacamiones en el transporte nacional de mercancía

De cara al año 2020 difícilmente podemos decir que los megacamiones son una novedad en las carreteras, ya que llevarán años circulando por nuestras carreteras. Sin embargo, hasta el momento su implantación ha estado centrada principalmente en los grandes cargadores, llegando de manera más puntual al resto de empresas.

Algunos de los retos en este aspecto están en la adecuación de más kilómetros de carretera para su uso y el abaratamiento de este tipo de camiones para que puedan ser adquiridos por más empresas (y por pequeños autónomos).

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *