Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Ventajas del transporte de mercancías por carretera

TRAILER DE TRASNGESA REALIZA TRANSPORTE DE MERCANCIAS POR CARRETERA

El transporte de mercancías por carretera es uno de los métodos de transporte preferidos en todo el mundo. En 2015 había en España 13.841 empresas dedicadas al sector de transporte de mercancías por carretera, las cuales sumaron una facturación de casi 23.000 millones de euros. ¿A qué se debe esta preferencia por parte de las empresas? ¿Qué ofrece el transporte de mercancías por carretera y para qué tipo de situaciones es la mejor alternativa?

Ventajas del transporte de mercancías por carretera

Indicado para nuestras distancias

Al igual que el resto de tipos de transporte, el transporte de mercancías por carretera es especialmente eficiente en un determinado rango de distancias. Por ejemplo, para los envíos por ferrocarril a menudo necesitaremos tener que recorrer una mayor cantidad de kilómetros a través de los cuales poder rentabilizar los costes de llevar la mercancía hasta el ferrocarril y, una vez en destino, desde el ferrocarril hasta el punto final.

Sin embargo, el radio de acción de la carretera es muy adecuado para los desplazamientos de material en España, donde la mayor parte de trayectos pueden cubrirse en una jornada de conducción, especialmente si partimos desde Madrid como eje logístico (punto neurálgico de la mayoría de redes de distribución para hacer sus intercambios de mercancía). Debido a su sencillez operativa, la carretera funciona mejor en las distancias cortas y medias. Sin embargo, es en la larga distancia donde cede terreno en favor de otras alternativas como el tren y el barco -o el avión para las necesidades urgentes-.

 

Sencillez

En el punto anterior ya hemos comentado uno de los aspectos en los que el transporte de mercancías por carretera destaca, la mayor sencillez de su operativa. Resulta más sencillo cargar y/o disponer de un camión que fletar un barco o realizar un envío por avión. Además, la carretera tiene frecuentemente ese papel de facilitador para el resto de tipos de transporte, y tienen que acudir a ella para completar sus trayectos hasta los destinatarios finales.

 

Entregas puerta a puerta

En relación con esto último, el transporte de mercancías por carretera es también el más capacitado para completar el envío desde un extremo al otro. Sin necesidad de recurrir a los demás y pudiendo llegar realmente hasta el destinatario. Aunque este factor puerta a puerta ya era una ventaja tradicional conocida en el mundo empresarial, ha sido el desarrollo del ecommerce el que ha hecho que los particulares se acostumbren también a ser el destinatario final con mayor frecuencia.

 

Áreas rurales

Si el transporte de mercancías por carretera es el rey en el transporte puerta a puerta, su posición también es hegemónica en el mundo rural. Solo la carretera es capaz de dar servicio a zonas que de otras maneras quedarían desabastecidas y que se encuentran alejadas de vías ferroviarias y de aeropuertos.

Este es un problema real de la logística, ya que por la baja densidad de población de algunas zonas resulta complejo poder rentabilizar la distribución de mercancía en esos entornos. En este sentido, una de las soluciones en las que se está trabajando está, curiosamente, alejada de la carretera: el uso de drones. Este sistema podría solventar, al menos en papel, incluso la ausencia de carreteras para llegar al punto de destino.

” El transporte de mercancías por carretera ofrece una flexibilidad horaria casi infinita”

Menor inversión

De nuevo un punto relacionado con la sencillez. El transporte de mercancías por carretera requiere de una inversión inicial considerablemente inferior a la de sus ‘hermanos’. Sin embargo, esta mayor accesibilidad también ha presentado en ocasiones una cara negativa. Y es que, acompañada de esa facilidad, a veces han surgido empresas que no alcanzaban buenos estándares de calidad, debido a contar con medios precarios. Algo que es más difícil que se produzca en los tipos de transporte que tienen barreras económicas de entrada más altas.

 

Libertad horaria

Mientras que aviones y barcos tienen calendarios férreamente marcados de antemano, el transporte de mercancías por carretera ofrece una flexibilidad horaria casi infinita. Si necesitas urgentemente mandar algo imprevisto a la otra parte del planeta, el avión será tu única alternativa -aunque tengas que adaptarte a sus horarios-. Sin embargo, en las distancias cortas y medias la capacidad de reacción que ofrece la carretera para organizar un envío exprés -ya sea contratar un tráiler o una furgoneta- no tiene rival.

 

Trazabilidad y comunicación

La logística y las cadenas de suministro de todo el mundo están haciendo un enorme esfuerzo por mejorar su trazabilidad. La carretera ha sido tradicionalmente un medio de transporte en el que esta trazabilidad ha sido más sencilla, en parte por esa sencillez que tanto hemos comentado, teniendo menos intermediarios que las logísticas multimodales. Pero, además, también es más fácil cuando en un momento determinado se intenta hablar con el conductor del vehículo para conocer cualquier particularidad sobre el estado del envío, más allá de la información digitalizada que estemos registrando en nuestros sistemas.

 

Retos del transporte de mercancías por carretera

Pese a todas estas ventajas, la carretera también tiene sus problemáticas particulares.

Tráfico

La distribución por carretera se ve afectada a diario por los problemas de tráfico y de congestión de las carreteras. Esto repercute en diversos aspectos: un mayor coste frente a lo que sería realizar la misma operación en ausencia de atascos y el retraso en las entregas (que al acumularse a lo largo del día en varias entregas puede acabar resultando en mercancías no entregadas). Por eso la logística urbana es un tema tan candente en la actualidad, ante el volumen creciente de mercancías que se entregan en núcleos urbanos muy poblados.

Por su parte, aunque el resto de medios de transporte tienen sus características singulares que pueden propiciar retrasos, no se tienen que enfrentar a atascos del modo en el que lo hace la carretera.

 

Falta de conductores

Otro reto al que se enfrenta el transporte de mercancías por carretera es al de la creciente escasez de conductores profesionales. Este problema ha sido especialmente acusado en los Estados Unidos, pero poco a poco también ha comenzado a aparecer en Europa. Existen diversas teorías para explicar esta ausencia, pero la mayoría suelen coincidir en que es percibida como una profesión dura y en que, al poder llevar a estar fuera de casa, mucha gente no se siente atraída por ella.

 

En Transgesa estamos especializados en el transporte de mercancías por carretera. Si quieres más información, consulta en el siguiente enlace nuestros servicios logísticos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *