Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Objetivos de la Logística

OBJETIVOS LOGISTICA

Si la semana pasada veíamos las tareas y actividades de la logística, esta semana vamos a centrarnos en su finalidad. En cuáles son los objetivos de la logística; es decir, la razón final por la que se ejecutan todas las acciones anteriores. Más allá del movimiento de materiales de un lugar a otro, la logística persigue retos más amplios y más estratégicos tanto para sus clientes como para su entorno.

 

Cuáles son los objetivos de la logística

Generar valor

Como hemos dicho antes, los objetivos de la logística no son el mero movimiento de productos. La clave reside en generar valor para el cliente a través de ese proceso. Esto se puede lograr de diversas formas: rapidez en las entregas, calidad en la información y en la trazabilidad, lograr sinergias para la cadena de suministro, reducción de costes gracias a la optimización, etc.

Seguramente, la mejor prueba de esta generación de valor es que cada vez más compañías incluyen sus virtudes logísticas en su propuesta de valor al cliente, e incluso hacen de ella su propuesta central. Es el caso de los retails y las marcas que cada vez pelean por poder ofrecer entregas en menos tiempo, en márgenes más definidos, en puntos de entrega distintos al hogar del destinatario, etc.

Pero también les genera valor el poder afinar sus procesos de producción, pudiendo predecir sus necesidades y los tiempos necesarios de cada paso. Es el caso también de filosofías como el Just in Time, que requieren una logística muy exigente.

 

Fortalecer la relación con clientes y proveedores

Los trabajadores que tienen relación con la logística son más conscientes que nadie de la influencia que tiene esta en la relación con los clientes y los proveedores. Lograr tener una buena relación logística -conseguir los resultados pactados, un buen sistema de atención al cliente y de resolución de incidencias y unos buenos canales de información- mejora enormemente la percepción que el resto de los actores tiene de nuestra firma.

De esta forma, si logramos tener una buena logística seremos mejor considerados por los grupos de interés de nuestra compañía. No solo por los clientes, sino también por colaboradores y por proveedores. Lo que crea un círculo virtuoso que repercutirá favorablemente en nosotros.

 

Mejorar el servicio

Todas las empresas del mundo quieren dar un mejor servicio al cliente. Y, a su vez, pocas actividades tienen tanta influencia en la valoración de los clientes como la logística. El comercio electrónico es uno de los casos paradigmáticos y sobre el que la mayoría tenemos experiencia como compradores. Independientemente de la calidad del producto, el proceso de recepción del pedido ya va a marcar nuestra experiencia de compra, e incluso puede llegar a eclipsar al propio producto en el caso de una experiencia negativa.

 

Los ahorros en costes no se limitan a la reducción de errores 

Optimización de costes

Una buena manera de ver la logística es no interpretarla como un gasto, sino como la búsqueda constante de la optimización de unos costes que siempre van a ser necesario afrontar. La logística puede ayudarnos en este proceso de diversas maneras. Por ejemplo, si logramos cumplir nuestros plazos previstos nos evitaremos tener que recurrir a envíos urgentes que de otra forma habrían sido innecesarios, o si logramos reducir los errores rebajaremos los costes adicionales asociados (reposición, penalizaciones, horas extra, incremento de gasto en atención al cliente, etc.).

Pero estos ahorros no se limitan a los errores, sino que pueden -y deben- tener lugar en el día a día, al margen de las incidencias. Optimizar la logística (diseño de rutas, aprovechamiento de vehículos, gestión de inventarios, preparación de envíos, gestión de procesos…) va a hacer que podamos hacer más a un menor coste.

 

Medio Ambiente

El cuidado del medio ambiente es uno de los objetivos de la logística cada vez más presente. Como responsable de los tránsitos de las mercancías a lo largo de todo el mundo, la logística tiene un papel fundamental en la lucha por reducir la huella carbono en una actividad tan intensiva. Y son muchas las iniciativas en las que se encuentra inmersa para que así sea: la adecuación a ordenaciones como la normativa Euro 6 sobre emisiones de vehículos, el desarrollo de nuevos motores limpios como el GNL, los avances tecnológicos para la mejora de rutas -reduciendo kilómetros y evitando atascos-, etc.

Esta preocupación por el planeta también se puede incluir dentro de la generación de valor de cara al cliente. Las empresas están incrementando su interés por las políticas verdes y trasladan este interés hasta sus proveedores, convirtiéndolo a menudo en requisitos y exigencias que estos deben cumplir. De esta forma, la logística medio ambiental repercute en el beneficio de la sociedad y en el de las empresas, retroalimentándose.

 

Valor Social

El cuidado por el medio ambiente no es el único beneficiado de las labores de la logística. La logística es crítica para el funcionamiento de la economía de los países. Un país que cuente con infraestructuras de transportes que faciliten su labor y con operadores logísticos consolidados estará facilitando que crezca su tejido económico.

Cuanto más sencillo sea para las compañías el trabajar -enviar y recibir materiales y productos- mejor podrán crecer. Por el contrario, en países con malas vías de comunicación -por tierra, mar o aire-, en los que las actividades logísticas se desarrollen con precariedad -piratas, zonas peligrosas para el tránsito, restricciones abusivas…- o donde no haya empresas que puedan dar el soporte logístico necesario, los negocios tendrán que afrontar dificultades adicionales y peores costes a la hora de desplegar su actividad.

Por último, un valor de la logística para la sociedad que suele pasar inadvertido es su ayuda durante las situaciones de catástrofe. Una buena red logística puede ayudar a paliar, por ejemplo, los problemas de los desastres naturales. Cuanta más fuerte sea la infraestructura logística de la zona afectada, menos graves serán las consecuencias de estos episodios de crisis. E incluso en los peores casos, la coordinación logística en la llegada de ayuda desde el exterior será fundamental para aliviar las consecuencias.

 

A través de estos dos artículos hemos visto las actividades, las tareas y los objetivos de la logística. Desde el movimiento en camión y la optimización de una ruta hasta la creación de valor para el cliente final. Desde lo particular y más práctico hasta lo más estratégico a nivel de negocio. Desde el trabajo del operario que prepara un pedido hasta los beneficios de la logística para la sociedad. Un viaje emocionante que nos anima a seguir trabajando cada día.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *