Qué necesitas de tu proveedor de última milla

Proveedor de última milla

En el vertiginoso mundo de la logística, la última milla se ha convertido en un término crucial. ¿Qué significa exactamente? ¿Y qué debes buscar en un proveedor de última milla para garantizar un servicio eficiente y satisfactorio? En este artículo, exploraremos estas preguntas y más.

¿Qué es la última milla?

La última milla, también conocida como “milla final”, es el tramo del proceso logístico en el que los productos se mueven desde un centro de distribución hasta su destino final: la dirección del cliente. Aunque suena simple, esta fase presenta desafíos únicos. Mientras que las redes de transporte aéreo, terrestre y marítimo cuentan a su favor con condiciones más predecibles de antemano, la última milla se enfrenta a factores que varían de día a día e incluso de hora a hora.

Desafíos para un proveedor de la última milla

Tráfico impredecible

Los conductores de los vehículos de reparto de última milla sufren de manera especial las condiciones del tráfico. Pese a tener exigentes plazos de reparto, se ven obligados a lidiar con esperas que, además, en muchas ocasiones no pueden ser previstas.

Además, hay otras dificultades que, aunque sean predecibles -como las limitaciones de hora, de acceso o de tipo de vehículo- complican aún más su tarea.

Entregas a particulares

Por regla general, las entregas en empresas suelen ser más sencillas que aquellas que se realizan a particulares. El acceso por muelle por norma general será más cómodo que el de una cosa, al que muchas veces no se llevan simplemente pequeños paquetes. Los horarios de presencia o ausencia el individuo también son una capa de dificultad adicional.

Expectativas del cliente

Los consumidores ahora esperan entregas rápidas, incluso en el mismo día o en horas. La última milla debe cumplir con estas expectativas.

Aunque es un dato que puede variar mucho según el tipo de envío, algunos estudios indican que hasta el 41% del costo total de la entrega puede pertenecer a la última milla. A pesar de los desafíos, es un componente vital para la satisfacción del cliente y la competitividad de las empresas.

Características de un buen proveedor de última milla

Cuando buscas un proveedor de última milla, considera lo siguiente:

Capilaridad

Un buen proveedor debe tener una red extensa, que le permita estar cerca de los destinatarios. Transgesa cuenta, gracias a ser parte de PBX, con cerca de 70 delegaciones para la distribución de paletería exprés y, del mismo modo, con 270 delegaciones de Tipsa para la distribución de paquetería.

Procesos diseñados para la última milla

En Transgesa separamos nuestras actividades de carga completa y grupaje de las de distribución de paletería exprés y paquetería. Así facilitamos que cada proceso se realice de forma especializada.

Optimización de rutas

El proveedor debe planificar rutas eficientes para minimizar tiempos de entrega y costos.

Experiencia en la zona

La experiencia es un grado y la logística no es una excepción. El conocimiento humano convive con sistemas como la preparación de rutas mediante software para potenciar esta optimización de rutas que comentábamos.

Tecnología avanzada

Utilizar herramientas como seguimiento en tiempo real y notificaciones al cliente.

Flexibilidad

Adaptarse a cambios imprevistos, como devoluciones o reprogramaciones.

Experiencia en comercio electrónico

Dado el auge del comercio en línea, un proveedor con experiencia en entregas de e-commerce comprende las necesidades específicas de este sector.

En conclusión, un proveedor de última milla eficiente es esencial para mantener una logística competitiva. No subestimes la importancia de esta “última milla” en el viaje de tus productos hacia los clientes. Opta por un proveedor que marque la diferencia.

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *