Qué es la logística outbound

logistica outbound

La logística outbound es la que se encarga de hacer llegar el producto terminado desde su lugar de fabricación o desde al almacén hasta el cliente final. Incluye, por tanto, tareas diversas como el almacenamiento, la preparación de pedidos y el transporte final.

Logística outbound frente a logística inbound

El almacén en la logística outbound

La logística inbound, por contraste, sería la también conocida como logística de aprovisionamiento. Que es la que se ocupa de los materiales y la llegada de mercancía en la fase anterior a tener que enviarla a los clientes. A esta clase de logística ya le hemos dedicado espacio en nuestro blog, así que te recomendamos que leas el artículo para tener una perspectiva completa de ambas fases.

Fases de la logística outbound

El almacén es un centro neurálgico fundamental para poder llevar a cabo con éxito este tipo de operativa. La planificación del almacén, su diseño y la distribución de espacios ha de tener en cuenta tanto a la logística de entrada como a la de salida. Por ejemplo, debemos disponer la mercancía de salida atendiendo a su rotación, tanto en lo que se refiere a la altura como a la ubicación a lo largo de los pasillos.

Preparación de pedidos

La preparación de pedidos es vital en la logística outbound. Además, es una parte de la cadena de suministro con una gran tendencia a ser medida estádisticamente mediante indicadores de desempeño. Así, durante la preparación de pedidos podemos obtener datos sobre la exactitud de los pedidos (en cantidad, buen estado, ítem correcto, etc.), sobre la velocidad en la preparación de pedidos, sobre los niveles de stock -evaluando la existencia o conveniencia de contar con niveles máximos o mínimos de stock- etcétera.

El mundo del ecommerce ha acelerado los tiempos en la preparación de pedidos y los clientes cada vez son más exigentes con los plazos de entrega. Por eso, para la logística outbound es todo un reto el ser capaces de poder alargar lo máximo posible el límite de hora para la solicitud de pedidos y poder compaginarlo con que esos pedidos enlacen con la parte del transporte de nuestra cadena de suministro.

Transporte

La cosa no termina una vez la mercancía ha salido de nuestros almacenes. Dependiendo de la complejidad de nuestra logística, la mercancía puede viajar a otros puntos puntos intermedios antes de llegar al destinatario final. Por ejemplo, nuestra logística outbound puede contar con centros de distribución, en los que aún se realizan más pasos para su entrega final -como puede ser la consolidación de mercancía de cara a optimizar la última parte del transporte-.

En el transporte es fundamental el ser capaces de tener una trazabilidad de los envíos, ya que la transparencia a lo largo de todo el proceso es cada vez más valorada -y exigida- por los clientes. Si tenemos agujeros negros informativos la calidad del conjunto se resiente enormemente.

Por último, la velocidad y el ser capaces de cumplir con los tiempos de tránsito es otro aspecto importantísimo para poder estrechar los lead time y para poder ser fiables en la entrega final a nuestro cliente.

 

Consulta en el siguiente enlace los servicios logísticos de Transgesa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.