Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Agencias de transporte: 14 claves para acertar

Agencias de transporte: cómo elegir

Ya nadie duda de la importa de la logística. Toda empresa que necesite una cadena de suministro pone mucho mimo en su diseño. Porque saben que necesitan explotar al máximo una de las mayores ventajas competitivas que pueden tener. Por eso, elegir adecuadamente las agencias de transporte con las que vamos a trabajar es un punto crítico.

Pero, ¿cómo acertar? Para hacerlo más fácil hemos preparado 14 claves para saber si hemos encontrado el proveedor logístico adecuado.

Claves para elegir las agencias de transporte

1.- Flexibilidad

La gran logística es un traje a medida. Pese a que todas las empresas contamos con un catálogo de productos estándar, la capacidad para flexibilizar y adaptar nuestros procesos es, en muchas ocasiones, lo que marca la diferencia respecto a los demás. Ajustarse a las particularidades de los clientes es vital para ofrecer el salto de calidad que estos necesita.

2.- Calidad

La calidad a veces no es tanto “hacer las cosas bien” como “hacer las cosas según las necesidades este cliente”; ya que la calidad puede significar cosas muy distintas. En el caso de las entregas extremadamente urgentes, la prioridad será llegar a tiempo aún a costa de disparar el precio de un tránsito normal. Sin embargo, en otras ocasiones la “calidad” de una empresa puede estar en su capacidad para reducir costes cuando el cargador le da un mayor plazo para realizar la entrega. O para asegurar al máximo la integridad de los envíos cuando estos son muy valiosos.

3.- Experiencia

Sí, en el transporte la experiencia es un grado. En Transgesa llevamos más de 30 años dedicados al transporte y eso hace que muchas empresas confíen en nosotros. Comprobar la trayectoria de las agencias de transporte es una buena manera de evitar sustos. Es difícil mantenerse muchos años en un mercado tan competitivo si tras el logo no hay una empresa que responde a sus clientes.

4.- Recomendaciones

La experiencia enlaza con otra fuente muy útil para elegir proveedor logístico: las recomendaciones. El boca a oreja funciona igual de bien para elegir qué película ver en el cine como para escoger agencias de transporte. Es una manera de aprovechar la experiencia de otros en nuestro beneficio, pero evitando los contratiempos.

Lógicamente deberás pedir consejo a profesionales con conocimiento en la materia. Asegúrate de que los motivos que hacen que esa empresa sea buena para tu conocido también encajen en tu compañía. Además, pregunta qué puntos flacos puede tener porque puede que sean incompatibles contigo.

5.- Tecnología

La tecnología tiene cada día más presentacia en la logística y, entre sus aplicaciones, la trazabilidad es una de las más importantes. Las cadenas de suministro son cada día más complejas y la necesidad de saber dónde está la mercancía en cada momento se hace más grande. Así que harás bien asegurándote de que las agencias de transporte puedan darte esta trazabilidad. Además, trata de que vuestros sistemas informáticos sean compatibles para poder tener tú también el control sobre los envíos.

  

6.- Adecuación a tus necesidades

Dicho de otra forma: no te preguntes cuál es la mejor empresa de transporte, sino cuál es la mejor empresa de transporte para ti. Si lo que estás buscando son agencias de transporte especializadas en los envíos de palets, de poco te servirá quedarte con una porque te ofrezca un estupendo conjunto de opciones en el que se incluya paquetería y transporte marítimo.

 

7.- Seguros

En demasiadas ocasiones los seguros se quedan en el pie de página de las negociaciones. Y eso pese a que, cuando algo sale mal, son los primeros en salir a escena. Cuando elijas operador logístico mira con detalle el apartado de los seguros. Valora las diferentes opciones que te ofrezcan, revisa qué tipos de mercancías están incluidas, los límites en la cobertura, la franquicia, etc. De nuevo, opta por el seguro que mejor se ajuste a ti.

 

8.- Imagen y valores

Las empresas en las que confiamos para entregar nuestros envíos son, para el destinatario, una extensión de nosotros mismos. Y ahí van a entrar en juego -además de su servicio- la imagen de la empresa y los valores que se le asocien como compañía. Colaborar con una empresa conocida por sus labores de responsabilidad social o que el cliente asocie mentalmente con valores que nos interesan -solidaridad, modernidad, tecnología…- es un plus a tener en cuenta. Inconscientemente el receptor va a proyectar esa imagen sobre nosotros.

 

9.- Infraestructura de la compañía

Resulta imprescindible que la propia infraestructura del transportista se adapte a tus necesidades. Por ejemplo, tal vez te hayas visto seducido por la imponente imagen de un proveedor multinacional pero lo que más necesites en tu día a día sea un proveedor local muy especializado. O, al contrario, puede que requieras un proveedor capaz de afrontar desde un paquete local hasta un avión internacional.

10.- Intangibles

No todo lo que te aporta un proveedor es tan fácil de medir como un coste, un seguro o un tránsito. Como clientes todos sabemos que, cuando algo nos falla, la manera en la que se comporta la empresa determina qué pensamos de ella. Conseguir un proveedor que te ofrezca una atención al cliente de calidad marca la diferencia. Porque resolver un problema a tiempo a veces causa una mejor impresión incluso que no haberlo tenido. Y, al revés, no lograr solventar una incidencia esa una de las sensaciones más frustrantes para los clientes.

 Si tu operador logístico entiende tus necesidades e incluso te plantea soluciones antes de que las pidas, estás en el buen camino.

 11.- ¿Un proveedor o varios?

Cuando elijas, recuerda que no es necesario que sea un único proveedor. Aunque centrarse en una compañía tiene ventajas importantes -sencillez, posibilidad de conseguir un mejor coste al tener un mayor volumen, etc.-, servirte de varias agencias de transporte también tiene sus pluses. Por ejemplo, puedes separar según sus especializaciones: por destino, por urgencia, por tipo envío… O tal vez quieras dividir entre más de un operador logístico para que, si alguno te falla, puedas tener a otro que conozca ya tu forma de trabajar.

En cualquier caso, ponte un número máximo. Pasarse del límite te dará varios quebraderos de cabeza. Se multiplica el papeleo, te será más difícil llevar una evaluación continua de la calidad recibida, el personal de operaciones tendrá que tratar con más personas -en vez de con menos y con una relación más estrecha-, si tienes que integrar tus sistemas informáticos tendrás más tarea por delante, etc.

 

12.- Localización

Otro detalle que puede darte un mejor servicio es optar por una empresa que tenga cerca de ti su sede o alguna delegación. Elegir agencias de transporte en Madrid, si tu empresa está en la capital, facilitará que estas puedan ser más flexibles con los horarios a la hora de recogerte o entregarte y puedan reaccionar en menos tiempo cuando surja un imprevisto.

13.- Factor humano

Es posible que este punto sea difícil de resolver antes de comenzar a trabajar con las agencias de transporte. Sin embargo, es un factor que tendrás que evaluar durante tu experiencia con ellas. Cada vez está más en boga la idea de que el talento de las empresas está en las personas, y tendrás que notar que esto es así en la relación con tu proveedor.

Tienes que dar con una empresa con la que sea fácil trabajar, de forma que las personas de ambas compañías mantengan una relación fluida y eficaz. Para asegurarte, no dudes en consultar la opinión de los trabajadores implicados. Si ves que el personal de tu operador logístico entiende tus necesidades y tus prioridades, e incluso te plantea soluciones antes de que se las pidas, estarás en el buen camino.

14.- Confianza

Queremos terminar con un factor que resume todos los demás y que para nosotros es crítico: la confianza. Poco importa el listado de servicios, la capacidad e infraestructuras y los avances tecnológicos de los que disponga una empresa. En el momento en el que tu proveedor no te transmita confianza, la mejor solución será encontrar las agencias de transportes que sí lo hagan. La confianza es el mejor lubricante de las relaciones, ya sean profesionales o personales.

Si aún tienes dudas en tu búsqueda de operador logístico, te invitamos a leer nuestro artículo: “5 razones para contratar una buena logística externa”.

5 razones para contratar una buena logística externa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *