Toda la actualidad del operador logístico Transgesa. Noticias y novedades ¡Ponte al día!

Logística y Transporte: diferencias y parecidos

Muñecas matrioska

Logística y transporte. Transporte y logística. Dos palabras que estamos acostumbrados a verlas viajar de la mano y que, a menudo, usamos de manera indistinta. En la mayoría de los casos esto no supone ningún problema. Sin embargo, ¿cuáles son las diferencias que se esconden detrás de ambos términos? ¿Y dónde queda la cadena de suministro en este puzle?

 

Cadena de suministro, logística y transporte

Si tuviéramos que resumirlo brevemente, la manera más visual de hacerlo sería recurrir a las Matrioska. Como las populares muñecas rusas, estos tres elementos se pueden jerarquizar de mayor a menor, metiendo unos dentro de otros. El transporte estaría incluido dentro de la logística y esta, a su vez, sería una parte de la cadena de suministro.

Una vez ordenados, vamos a ver qué les diferencia, cuáles son algunas de sus funciones exclusivas y cómo las definimos.

 

Transporte

El transporte consiste en el movimiento de cosas de un lugar a otro, ya sean mercancías, personas, energía o animales. Y ahí reside su diferencia principal, el estar limitado a las labores de desplazamiento. De esta forma, se dejan al margen algunas tareas que ya se considera que corresponden a la logística.

También es muy habitual, entre los proveedores de transporte, que una de sus evoluciones naturales sea la de pasar de transportista a la consideración de operador logístico. Esto sucede a medida que las empresas van creciendo, ampliando los servicios que ofrecen y completando su oferta.

 

Logística

Si el transporte ejecuta los movimientos de mercancía, podríamos decir que la logística se encarga de gestionar esos flujos. Sus tareas estratégicas de planificación y ejecución la separan del aspecto más básico del mero transporte. El transporte ejecuta los planes de la logística.

La naturaleza de las tareas logísticas es muy variada. Por ejemplo, el packaging o embalaje, algo que a la parte del “transporte” llega hecho y cuya preparación corresponde a la logística (aunque si hablamos del packaging del propio producto, en lugar del acondicionamiento de este para su transporte, esta tarea puede pertenecer a la cadena de suministro). Igualmente, las diversas tareas de almacén, como almacenaje y preparación de pedidos, se suelen enclavar en este nivel superior de la logística. También encontramos labores de cooperación y coordinación, ya sea con otros proveedores y transportistas o con el control de flota y mantenimiento de vehículos.

 

Cadena de Suministro

Con la Cadena de Suministro llegamos al eslabón superior. Si el transporte lleva la cerveza de la fábrica al centro comercial, la cadena de suministro es la que se ocupa de cómo la cebada acaba en manos de consumidor. Es decir, de todo el proceso.

Entre las labores de las que se ocupa la cadena de suministro están la compra de materias primas y suministros, diseñar cómo y de qué manera estos materiales han de ir de un lugar a otro, la negociación de precios, el control sobre la demanda y su previsión, la trazabilidad a través de toda la cadena, la elección de proveedores estratégicos, de la localización de almacenes y centros de distribución, etc. Y, claro, la supervisión de las labores de la logística y el transporte. Es decir, es la visión de conjunto. Resulta clara la diferencia entre estas tareas y el camión que simplemente transporta palets, pese a que sea una parte igual de importante.

La logística va de cómo y cuándo una cosa llega a un sitio. La cadena de suministro de cómo la materia prima llega a ser ese producto y de la mejor forma de llevar la cantidad oportuna hasta el consumidor.

 

Consulta aquí si quieres conocer los servicios logísticos de Transgesa.

 

Un comentario

  1. La logística, incluye tanto el transporte como la cadena de suministro. Si hablas de logística incluye los otro dos términos. Otra cosa es que uno se dedique solo al transporte, o a la cadena de suministro, incluso al almacenaje, que también entra en el concepto de logística, así como el de manutención o movimientos de carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *